Estrías rojas en adolescentes: causas

En la travesía de la adolescencia, el cuerpo experimenta un torrente de cambios. Desde fluctuaciones hormonales hasta cambios de peso repentinos, estos factores pueden desencadenar una variedad de desafíos dermatológicos. Uno de los desafíos más comunes pero menos discutidos son las estrías rojas en adolescentes. Estas marcas en la piel, científicamente conocidas como «estrías», pueden ser motivo de preocupación para muchos jóvenes. En este artículo, exploramos a fondo las causas detrás de las estrías rojas en adolescentes, arrojando luz sobre este fenómeno y brindando información valiosa para comprender y manejar mejor este aspecto de la salud de la piel.

¿Qué son las estrías rojas?

Las estrías, conocidas en términos médicos como «striae», son alteraciones en la piel que se caracterizan por su apariencia de líneas finas y alargadas. Estas líneas pueden variar en color y textura, y generalmente se dividen en dos etapas diferentes: las estrías rojas (también llamadas estrías recientes) y las estrías blancas (estrías crónicas), mucho más difíciles de eliminar del cuerpo.

Estrías rojas en adolescentes: una preocupación creciente

Aunque las estrías son comunes en diferentes etapas de la vida, su aparición durante la adolescencia puede generar más inquietud. Las estrías rojas, en particular, son un foco de preocupación, ya que su coloración puede ser más llamativa en la piel joven. La adolescencia es un período caracterizado por el rápido crecimiento y los cambios hormonales, que a menudo contribuyen a la aparición de estas marcas en la piel.

Causas de las estrías rojas en adolescentes

Cambios hormonales

Uno de los principales culpables detrás de las estrías rojas en adolescentes son los cambios hormonales. Durante la adolescencia, el cuerpo experimenta un aumento significativo en la producción de hormonas como el estrógeno y la testosterona. Estas hormonas juegan un papel crucial en el crecimiento y desarrollo, pero también pueden afectar la elasticidad de la piel y su capacidad para adaptarse al rápido crecimiento, lo que puede llevar a la formación de estrías.

Estiramiento repentino de la piel

El crecimiento durante la adolescencia puede ser rápido e irregular. A medida que los huesos crecen y el cuerpo se desarrolla, la piel puede estirarse rápidamente para acomodar estos cambios. Este estiramiento repentino puede afectar las fibras de colágeno y elastina en la piel, debilitándolas y llevando a la formación de estrías rojas.

Cambios de peso

Muchos adolescentes experimentan cambios en su peso durante esta etapa de la vida. Ya sea un aumento rápido o una pérdida significativa de peso, estos cambios pueden contribuir a la formación de estrías rojas. El aumento de peso puede causar un estiramiento excesivo de la piel, mientras que la pérdida de peso puede dejar la piel suelta y menos elástica, lo que también aumenta el riesgo de estrías. En este artículo puedes leer con mayor detalle sobre como saber si una estría reciente ha aparecido por adelgazar o por engordar viendo su apariencia.

Factores genéticos

La predisposición genética juega un papel importante en la forma en que la piel responde a diferentes desafíos. Si los padres o familiares cercanos tienen antecedentes de estrías, un adolescente puede tener una mayor probabilidad de desarrollarlas. La genética influye en la calidad y cantidad de colágeno y elastina en la piel, lo que afecta su resistencia al estiramiento.

Uso de corticosteroides

Algunos adolescentes pueden estar expuestos al uso de cremas o medicamentos que contienen corticosteroides. Estas sustancias pueden afectar la producción de colágeno en la piel y su capacidad para mantener la elasticidad, lo que aumenta la probabilidad de estrías.

En resumen…

En última instancia, las estrías rojas en adolescentes pueden atribuirse a una combinación de cambios hormonales, estiramiento repentino de la piel, fluctuaciones de peso, factores genéticos y el uso de corticosteroides. Aunque estas marcas en la piel pueden generar preocupación, es importante comprender que son una parte natural de muchos procesos de crecimiento y desarrollo. Si bien no existe una solución mágica para prevenir por completo las estrías, mantener una piel saludable a través de una hidratación adecuada y una dieta equilibrada puede ayudar a minimizar su aparición. Además, mantener una actitud positiva hacia los cambios del cuerpo durante la adolescencia puede fomentar la aceptación y la confianza en uno mismo en esta etapa crucial de la vida.

También te puede interesar:

¿Cómo se pueden evitar las estrías durante la adolescencia?

Tratamiento casero para las estrías

¿Qué recomiendan los dermatólogos para las estrías?

¿Cuáles son los alimentos que debo comer para prevenir la aparición de estrías?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies